El frente de tormenta estaba latente. La lluvia y el viento, presentes en la Bombonera, reflejaban el preocupante presente futbolístico que atravesaba Boca, después de una semana para el olvido, con la caída en el superclásico y la eliminación de la Copa Argentina.

El poder de reacción era esperado con ansiedad frente a un rival que también tiene la mente puesta en otro certamen internacional. Y Boca mostró otra cara, una mejor versión, con una actuación convincente. Y volvió al triunfo ante Colón, justo en una semana decisiva en la que definirá su futuro en la Copa Libertadores. Un triunfo que sirve para destrabar la cabeza en lo emocional.

El regreso de Gago le dio un orden diferente en la mitad de cancha, acompañado por el despliegue de Nández, que como volante por la derecha, jugó en un destacado nivel. La velocidad de Villa, siempre incisivo en los últimos metros, fue clave para desnivelar.

A partir de la ventaja conseguida a través de una pelota parada por intermedio de Magallán, Boca encontró más espacios desocupados para generar peligro más seguido. Burián se lo sacó con las piernas cuando Villa quedó a mano a mano y poco después el colombiano se convirtió nuevamente en protagonista, luego de que el arquero de Colón le cometiera penal, que Mauro Zárate cambió por gol.

Colón, golpeado por la desventaja, había estado de igualar previamente con un remate de Clemente Rodríguez, que Rossi desvió con esfuerzo al córner. Villa, inspirado con su movilidad y velocidad arriba, siguió inquietando. Espinoza, con un cabezazo, estuvo cerca de anotar el tercero.

Lo de Colón fue muy pobre, con pocas luces en ofensiva y sólo buscó inquietar con centro cruzados. Rossi volvió a lucirse en el arranque del segundo tiempo tras taparle una media vuelta a Mariano González.

Con la ventaja de dos goles, Boca siguió manejando la pelota y los tiempos. Ordenado y sin sufrir en todas sus líneas, fue dejando pasar el tiempo sin pasar sobresaltos. Tevez ingresó y anotó el tercer gol tras una gran combinación con Villa, para despejar la incertidumbre y definir el partido, a pesar del descuento del sabalero sobre el final, y así llegar confiado para el viaje a Brasil.

Magallán celebra su gol junto al resto de sus compañeros. (Pablo Villán)
Mauro Zárate, de penal, puso el 2-0 parcial. (Pablo Villán)
El Apache entró en el segundo tiempo y anotó el tercer gol. (Pablo Villán)

El resumen del partido:

Comentarios

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos