Un triunfo que suma confianza y para que Miguel Russo comience a ver en vivo y en directo, las cosas que su equipo tiene que corregir.

El rendimiento de Boca tuvo su piso y su techo. En el primer tiempo jugó decididamente mal, pero mejoró en el complemento y ayudó el penal que convirtió Sebastián Villa, casi que al comienzo de la segunda etapa.

Luego, Universitario que se había presentado muy ordenado, perdió esa virtud y Boca con un poco más de juego, pudo sacar ventaja decisiva en el marcador.

Flojo primer tiempo de Boca. Un equipo que se mostró desbordado por los peruanos, quienes fueron a presionar bien arriba, impidiéndole al conjunto de Russo, hilar alguna jugada. Que las tuvo, pero apenas fueron dos, en las cuales el arco de Universitario corrió peligro.

Marcos Díaz tampoco fue exigido, y su peor enemigo en este primer tiempo fue su lente de contacto que se le salió cuando cortó un centro. Pero más allá de este hecho anecdótico,

Boca mostró algunos viejos vicios: se mostró estático en el campo, sin conexión entre los medios y los atacantes, y fue Salvio el que rompió un poco la monotonía del juego. 

Reynoso estuvo más ausente que presente. El enganche, el encargado de darle juego al equipo, no dio la talla en esta primera etapa.

Apenas algún pincelazo, pero nada importante como para hacer tambalear la defensa de Universitario. Y si a esto le sumamos a un Villa irresoluto, que se mostró por izquierda para armar juego con Fabra, pero nada de esto ocurrió. Correr más rápido que el resto, no te hace mejor jugador; y esto es lo que pasa con Villa.

Así, con más dudas que certezas se fue un primer tiempo aburrido, porque si bien Universitario manejó más tiempo la pelota, apenas generó una jugada con un tiro cruzado, y nada más.

En el segundo tiempo se vio la mejor versión del Boca de Russo. Ayudado por el penal que convirtió Villa a los dos minutos de iniciado el complemento, le permitió al xeneize encontrar espacios y confianza, ante el quedo que tuvo Universitario, que pareció que echó toda la resistencia física, en la primera etapa.

Con la ventaja, Boca se mostró más suelto, con un Villa más "ubicado" en el campo y, con los cambios realizados, el equipo tuvo más frescura y Wanchope, quien más, puso el dos a cero tras un centro de Obando.

Comentarios

Ver más productos

San Alejandro, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia católica recuerda hoy a San Alejandro

El ex ministro de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna (Nahuel Ventura/Crónica).

¿Roberto Lavagna se suma al gobierno de Alberto Fernández?

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

Ver más productos