Tal vez, Argentinos haya merecido algo más. Tal vez, el conjunto de la Paternal se lleve algunos aplausos más que su rival. Pero fue Boca el que convirtió. Fue Boca el que con más empuje que juego, trató de instalarse dentro del área del adversario. Que no encontró fútbol en el primer tiempo, manejado casi íntegramente por el Bicho. Pero si no fuera porque los delanteros xeneizes están en franca baja en sus rendimientos, quizás el partido se hubiera definido en la primera mitad.

Este Boca hace que sus hinchas tengan que retroceder muchos años en el tiempo, en su historia. Porque la comparación inicial hubiera sido pensar este equipo con el de Carlos Bianchi; pero tenemos que ir más atrás para entender y explicar por qué Boca es el finalista de la Copa de la Superliga. Algunos con el sólo recuerdo le alcanzará y otros tendrán que ir a los archivos.

Pero este equipo, que no tiene grandes luces futbolísticas, tiene la entrega de aquellos conjuntos del Toto Lorenzo. Tiene además el empuje de su gente que hace más temible su estadio; y tiene, también, capacidad de anotar, aunque paradójicamente llevaba 326 minutos sin convertir; pero llegó a los 370 sin que le conviertan.

Darío Benedetto se lamenta por las ocasiones de gol perdidas ante el Bicho. (Foto: Pablo Villán)

Treinta metros. Así planteó el encuentro Argentinos. Disputarlo en ese tramo del campo de juego, donde casi que los 20 jugadores aparecían apiñados. Sin espacios siquiera para suspirar porque la presión era casi toda del Bicho. En ese breve espacio, gana el que tiene precisión, y Boca no la tuvo.

Pero Argentinos también careció de peso en ofensiva, porque cuando ganaba la pelota ya en campo del local, Boca achicaba hacia atrás y salvo por algunos centros cruzados o tratando de anticipar al primer palo, Argentinos no generó chances más claras.

Argentinos dominaba y Boca fue siempre detrás de la pelota. Pero se hizo fuerte en defensa y tuvo en Pavón y en Benedetto la victoria en esa primera etapa. Pero es evidente que los dos están en otra sintonía. Sin peso en el juego de Tevez y menos aún en Zárate, Boca intentó arrancar el segundo tiempo más cerca del área de Chaves. No lo logró en un ciento por ciento; pero tampoco repitió el juego del primer tiempo.

El gol de Lisandro López le dio a Boca la tranquilidad que no tuvo en todo el cotejo. Una buena jugada, de las pocas que pudo elaborar fue suficiente para vencer la resistencia de Argentinos. Y ahí radicó más que nada la diferencia entre ambos. Argentinos con sus limitaciones pero con su dinámica; mientras que enfrente aparece el Boca combativo. El Boca que se lleva victorias jugando a lo Boca, recordando la década del 70, del 80... donde la diferencia estaba en la actitud.

El momento exacto en el que Lisandro López cabecea el balón para anotar el tanto decisivo. (Foto: Pablo Villán)

Boca es finalista. Con garra, con empeño... Con actitud completó lo que no pudo encontrar con juego. Y eso no es una crítica, es un mérito.

Lica celebra el gol que decretó el pase de Boca a la final de la Copa de la Superliga. (Foto: Pablo Villán)

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos