El descontrol que se produjo en la burbuja de Boca en los últimos días generó un natural estado de alerta por parte de las autoridades de la salud a nivel nacional, con el objetivo de que los casos no se propaguen tanto de manera interna como externa al "bunker" Xeneize, el hotel de Ezeiza.

Luego de la detección de 26 casos positivos (18 son futbolistas), el Ministerio de Salud tomó la posta y se comunicó con las autoridades del club de La Ribera, dejando en claro que no habrá movimientos en la concentración hasta que ellos no den el visto bueno.

De este modo, la idea será empezar a ver de qué forma se puede ir volviendo lo más rápido posible a los entrenamientos con aquellos jugadores que estén autorizados, sabiendo que el 17 de septiembre el Xeneize deberá para jugar en Paraguay con Libertad por la Libertadores y Conmebol ya avisó que no hay licencias, que las fechas no se mueven.

Una vez que el Ministerio de Salud defina los pasos a seguir y determine si las condiciones están dadas para que puedan volver a entrenarse, los primeros que retornarán al trabajo serán aquellos futbolistas cuyos últimos testeos fueron negativos. Por lo pronto, ningún jugador ni integrante del cuerpo técnico puede salir de la burbuja, y mucho menos entrar a ella, medida que también rige para el personal del hotel.

Más allá de lo sucedido, en el club se maneja optimismo y consideran que las prácticas en el Centro de Entrenamiento de Ezeiza podrían regresar a más tardar la semana que viene, lo que sería una noticia excelente para Miguel Russo.

Solo sería con los jugadores que den negativos en el estudio de este sábado, luego de que los testeos del miércoles arrojaran 18 casos positivos. Los jugadores que son positivos, sean sintomáticos (según el caso) o asintomáticos, están totalmente aislados en sus habitaciones y trabajan por Zoom. Todos, por lo visto y hasta nuevo aviso, encerrados en la burbuja.

Buenas noticias

Entre tanta mala noticia, el entrenador Russo recibió dos que son realmente positivas. Es que a pesar de que inicialmente no iban a ser considerados, Iván Marcone y Agustín Almendra podrían comenzar a tener un "inesperado" lugar entre los 11 iniciales luego de que se encuentren en condiciones de volver al trabajo tras superar el Coronavirus.

Ambos futbolistas conocieron el resultado de los últimos hisopados y ambos fueron negativos. Tomando en cuenta además que ninguno de los mediocampistas presentan síntomas, estarían para sumarse al trabajo de un momento para el otro, comenzando la puesta a punto para el partido del 17 contra Libertad en Paraguay.

Los dos volantes habían dado positivo de Covid-19 antes de esta oleada de casos que deja a muchos titulares afuera. Almendra fue el primer contagiado que tuvo Boca, al menos oficialmente ya que Carlos Tevez tuvo pero no se notificó en qué periodo de tiempo.

Al mediocampista, por su parte, le dio positivo el testeo del 8 de agosto. El ex Arsenal, en tanto, dio positivo cinco días antes de que el plantel comience a concentrarse en la burbuja sanitaria del hotel Howard Johnson.

En la misma tanda de hisopados se encontraron contagiados el arquerito Agustín Lastra (otro de los que ya están cerca de volver a entrenar y el único arquero que llegaría con ritmo para el 17) y Walter Bou (que finalmente fue un falso positivo, aunque sí se contagió ahora dentro de la burbuja).

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos