Boca venció a Racing por penales en la semifinal de la Copa de la Liga Profesional y su vicepresidente, Juan Román Riquelme, tuvo un gran desahogo y festejo luego del penal consagratorio. 

El xeneize, superó una parada muy difícil frente a la academia, que en los 90' fue más en el terreno de juego, pero no supo plasmarlo en el arco rival. 

Por esta situación, el choque se definió en la tanda de penales, instancia que pone nervioso hasta al hincha más optimista y para Juan Román Riquelme esto no fue la excepción. 

Se pudo ver al ex 10 xeneize muy nervioso durante todo el encuentro, mientras observaba cada una de las jugadas de su equipo desde el palco del estadio Néstor Díaz Pérez junto a varios dirigentes de la institución. 

Tal es así que, luego del penal convertido por Alan Varela, tanto que le dio la clasificación a la final a Boca, se pudo observar como Riquelme estalló de alegría junto a todas las personas que estaban a su alrededor. 

Vale destacar, que el equipo dirigido por Sebastián Battaglia deberá definir quien es el campeón del certamen nacional en Córdoba, frente al equipo que resulte ganador del choque entre Tigre y Argentinos, encuentro que se disputara este domingo a las 16 en el estadio Tomás Adolfo Ducó.

Comentarios