Cuando les dicen que Guillermo o Marcelo Gallardo tienen dolores de cabeza, en San Lorenzo se ríen para no llorar. Verdaderos dolores de cabeza tiene Claudio Biaggio, quien debe apelar a la magia y hasta contar con un guiño externo (léase postergación del encuentro de cuartos de final de Copa Argentina) para armar un rompecabezas y terminar presentando el equipo más competitivo posible para obtener los resultados que le den un poco de paz al menos hasta el receso. 

El Pampa logró pasar para más adelante el encuentro con Temperley por lo que recién volverá a salir al ruedo, por la Superliga, el lunes 22 frente a San Martín de San Juan.

Hoy tiene muchos inconvenientes ya que no cuenta con Nicolás Blandi, Gerónimo Poblete, Fabricio Coloccini, Marcos Senesi, Gabriel Rojas y Matías Palacios, quienes están con diferentes molestias. 

De éstos, los que llegarán casi con seguridad son Poblete y Coloccini. El resto, es una incógnita (Blandi se lo pierde). Esas dudas se suman a las de Gaich y Elías Pereyra quienes trabajarán hasta el lunes con el Sub 20, por lo que Biaggio recién podrá festejar cuando vuelva a tenerlos a su disposición y sin inconvenientes.

Tantos problemas podrían llevar al entrenador a contar con Rodrigo Tapia, quien se reincorporó al equipo tras un breve paso por el fútbol chileno. Por lo pronto, el amistoso de este viernes ante Almagro le vendrá bien para empezar a realizar pruebas.