En la parte roja de Avellaneda reina la susceptibilidad. Independiente está mal económicamente, por lo que no sólo se ve obligado a vender a sus máximas figuras, sino que tampoco puede contratar a aquellos que pasaron por la institución y actualmente eligen nuevos rumbos. Un claro ejemplo es el de Esequiel Barco, quien tiene futuro riverplatense.

Si bien la llegada de Juanfer Quintero es un refuerzo de lujo para un River que viene de ser un inapleable campeón de la Liga Profesional, Marcelo Gallardo no se conforma y ya le dijo a los dirigentes que vayan por el chico que actualmente juega en la MLS.

A partir que se conoció la noticia, las redes sociales se convirtieron en un debate permanente entre hinchas del "Rojo". Es que no sólo están aquellos que entienden la decisión del futbolista, sino que también existe un grupo que considera que debía volver a Avellaneda.

Sin embargo, la bronca creció de manera sideral a partir de una decisión del talentoso mediocampista ofensivo. ¿Qué hizo? Dejó de seguir a Independiente en sus redes sociales, con el atenuante que también quitó el "#TodoRojo" que tenía en su descripción, dejando solo una banderita de Argentina y otra de Estados Unidos.

Antes y después

Comentarios