El Pulga Rodríguez marcó un doblete en el primer tiempo (Prensa Atlético Tucumán).

 



Luego de tres empates consecutivos en el arranque de la Superliga, Tigre se ilusionó con la remontada tras el triunfo de la fecha pasada ante Aldosivi.

Sin embargo, el Matador padeció el destacado presente que atraviesa Atlético Tucumán, que a partir de la iluminada noche de la Pulga Rodríguez goleó 3-0 en el José Fierro y se prendió en lo más alto de la tabla.

La parada era brava para el conjunto del Lobo Ledesma, y en apenas 8 minutos el dueño de casa se puso en ventaja con el gol del Pulga Rodríguez, en una jugada que generó polémica por su posición, aunque estaba habilitado por Galmarini, quien quedó enganchado en la última línea.

Si bien Tigre no se desanimó y conservó para calma para intentar igualar, careció de ideas en ofensiva y casi que no inquietó a Luchetti (el Laucha cumplió con este, 200 partidos en el arco del elenco tucumano). En la única clara, Montillo definió cruzado sin acertar al arco.

El Decano, en cambio, fue en busca del segundo, y en una acción desafortunada para Canuto (no lo vio venir de atrás de Rodríguez y le cometió infracción en el área), la Pulga cambió penal por gol.

En el inicio del complemento Tigre contó con la posibilidad de descontar, pero Luchetti le adivinó la intención a Vera desde los doce pasos, luego de una mano de Lamas.

Y los goles que se erran en un arco, se pagan en el propio. Con una sutil definición (se la picó a Batalla), Rodríguez clavó un hat-trick y a los 13 minutos liquidó a un Tigre que jamás pudo reaccionar.

Así, mientras que el Decano mira a todos desde arriba en la Superliga, el Matador se quedó con las manos vacías y sigue comprometido con el promedio.