El fútbol argentino es tan parejo que muchas veces ofrece inestabilidad emocional. Sin ir más lejos Arsenal inició la temporada con la intención de conservar el cupo en la máxima categoría pero cerró el semestre a tres unidades del líder de la Superliga.

Es que en un desarrollo cerrado venció 2-1 a Colón, por lo que se acercó a Argentinos y radicalmente cambió los objetivos: los cálculos ya no son para mirar su promedio sino para ver si puede seguir achicando el margen con el primero en el torneo doméstico.

En la etapa inicial quedó en evidencia la planificación de cada uno, ya que el local tuvo la posesión y la visita se replegó contra su propio arco con el afán de apostar al contragolpe.

Ninguna de las dos iniciativas fueron redituables, ya que no lograron romper el cero y sólo ofrecieron disparos de larga distancia: Méndez probó para los de Sarandí, mientras que Estigarribia y Bernardi hicieron lo propio en los de Santa Fe. En todos hubo poca precisión y escasa potencia, por lo que fueron contenidos sin inconvenientes por los arqueros. 

Cambió la tónica

En el complemento -de forma sorpresiva- se alteró la tendencia, especialmente porque predominó la efectividad: a los 9 minutos Kaprof sacó un remate que tenía destino de lateral pero rebotó en Ortiz y vulneró la resistencia de Burián; luego Morelo aprovechó un rebote de Sappa para nivelar las acciones y a los 35 Méndez conectó de cabeza un centro preciso de Giménez para volver a ponerse arriba en el marcador.

De esta manera, el equipo de Rondina -con el presupuesto más bajo de la categoría- termina un 2019 para el recuerdo, mientras que el Sabalero le baja la persiana a un año plagado de vaivenes, ya que jugó la final de la Sudamericana pero sigue preocupado con la tabla más temida de todas.

 

Comentarios

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Hungría

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Hungría

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos