El alejamiento de las canchas por lesión no erradicó su nombre de los medios. Al contrario: Franco Armani apareció de manera sistemática en el centro de la escena por la incertidumbre que generaba su futuro.

Por lo bajo -en Núñez- muchos allegados hablaban de la incomodidad que sentía su mujer Daniela Rendón viviendo en Argentina. Esos rumores primero fueron despejados por su propia esposa, comunicado mediante, y en las últimas horas fueron destruidos por Martín Aráoz, uno de los empresarios que maneja los destinos del futbolista.

"El comunicado de la mujer fue para cortar con estos rumores porque ella no estaba cómoda con esas especulaciones. Fue para aclarar. Y Franco está, como lo dijo muchas veces, muy contento y cómodo en River. Hay un gran grupo, se lograron cosas y la idea es seguir ganando. No tiene ninguna intención de irse. Ni a mí ni a mi socio nos dijo que le busquemos club. Es obvio que por su rendimiento está siendo observado, pero nada más", admitió en diálogo con 90 Minutos.

El contrato del "1" nacido en Casilda es hasta mediados de 2022, pero aparecieron algunas ofertas del Viejo Continente así como también sondeos para volver (en junio) a Atlético Nacional.

Justamente este llamado desde Colombia inquietó en Núñez, considerando que su esposa veía con buenos ojos la posibilidad de retornar a su país de origen. De todos modos, Armani ataja los rumores y planifica los nuevos desafíos en el campeón de América.

Comentarios