En el primer semestre, San Lorenzo se caracterizó por ser un equipo combativo y obtuvo sus mejores resultados cuando cedió el protagonismo. Sin embargo, en la segunda parte del año Claudio Biaggio desea tener un conjunto más ambicioso, que pueda alcanzar su mejor versión cuando disponga de la posesión.

En busca de ese anhelo, el entrenador se contactó con Ariel Rojas, quien recientemente rescindió contrato con River. Y si bien el Chino tuvo tres ofertas más del fútbol argentino, la posibilidad de jugar en otro grande es la que más lo seduce. Por este motivo, avanzaron en las tratativas y próximamente firmará el contrato con el Ciclón.

Comentarios