Las cosas cuando se hacen apuradas, terminan mal. Cuando hubo tiempo para reflexionar y negociar, los esfuerzos fueron para otro lado sin contemplar, al fin y al cabo, las necesidades futbolísticas.

Pero no, Boca eligió aglutinar jugadores sin justificación. Sobrepobló lugares y sectores del campo, y dejó al azar el resto, a las verdaderas necesidades. Pero hoy, Boca se encuentra con un desmoralizado Agustín Rossi y no es para menos; y a un Guillermo Sara que tiene todo arreglado con Newell´s porque ya no se banca la situación que vive en la institución, porque sabe que Guillermo Barros Schelotto jamás le dará la chance de ser titular, porque no es del gusto del entrenador.

Cuando Boca gritó bicampeón, todos sabían que los puestos que debía reforzar eran en la zaga central, un volante central de corte y un arquero. Eran tres prioridades que no se respetaron. Pero tampoco hubo siquiera el tino de cuidar al patrimonio del club no exponiéndolos.

Se hizo una verdadera "cacería" con el arquero que iba a llegar. Todos los días, un nombre. Todos los días uno había arreglado. Y con esta pos verdad tuvo que convivir Rossi todo este tiempo.

Ningún superprofesional puede aguantar semejante presión desde lo mental, desde lo psicológico. Y no pasa porque son las "reglas del juego", pasa porque del otro lado hay una persona. Muchos se olvidan de ese pequeño detalle.

Fueron por Muslera, Marchesín, Romero, Guzmán, Rulli, Gallese, Ochoa, Ospina, Caballero... ¿Tan difícil fue arreglar con alguno de estos jugadores? En cambio, se buscan una y mil fórmulas para que Lucas Olaza llega al club porque Frank Fabra no podrá jugar hasta el año próximo por lesión.

Esteban Andrada ahora es el gran elegido, aparentemente. De todos los arqueros mencionados, el que menos garantías ofrece. Tiene 105 partidos jugados en primera, entre Arsenal y Lanús, y aún no sabe lo que es ponerse una camiseta pesada como la de Boca, o vivir circunstancias o instancias finales que templen un poco más su carácter.

¿Será Andrada? ¿Irán de apuro a buscar a "uno"? ¿Una apuesta o uno consagrado? Porque la realidad marca que arquero que llegue hoy y pueda ponerse el buzo de Boca al día siguiente, no son muchos. Son pocos, y esos valen. La dirigencia perdió más de un mes de búsqueda y muchos dólares en donde no hacía falta.

Comentarios

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos