El martes, a sólo 48 horas de la definición de la Copa Argentina entre Central y Gimnasia que se disputará en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza, el delantero del Canalla Germán Herrera,  amaneció con la pared de su casa pintada con mensajes intimidantes.

La inscripción decía "Herrera sos boleta, Herrera y tu hija", expresó la repudiable pintada. Herrera hizo la denuncia y la policía se movió con rapidez y solicitó las grabaciones de dos cámaras de seguridad de la zona para poder identificar a los culpables de este acto de vandalismo.

Las repudiables amenazas a Herrera.

Esta situación se repite, ya que lo mismo había ocurrido en la previa del clásico frente a Newell´s por los cuartos del final de este certamen, aunque el chaqueño no quiso realizar la presentación judicial correspondiente.

Otras de las amenazas a Herrera.

Comentarios