Tras la derrota del sábado ante Independiente Rivadavia, por 2-0, Chacarita quedó a ocho unidades del reducido y se aleja cada vez más de cumplir con el objetivo de ascender a Primera División.

Este resultado desató la ira de la barra oficial del Funebrero, que amenazó de muerte a los jugadores del elenco de San Martín con pintadas en las paredes del estadio.

"Jugadores o ponen huevos o cobran todos", dice la frase que se adjudicó la barra al firmarla con las siglas "L.B.F" (La Famosa Banda de San Martín)

Inmediatamente la dirigencia de Chacarita se encargó de tapar las amenazas de las paredes del club.