Dos cabezazos para llegar a lo más alto del torneo... Almirante Brown golpeó en los momentos justos y le cortó el buen andar a All Boys, que venía de dos triunfos y un empate. Con actitud, temperamento y una tremenda contundencia en el área, los de Blas Giunta vencieron 2-0, hilvanando su tercera victoria consecutiva. El sueño en Isidro Casanova recién comienza...

No se puede dejar de señalar que el partido arrancó complicado para Almirante. El Albo, que tuvo a Rodrigo Díaz como estandarte (en una tarde especial para el Rengo por su pasado en Morón), contó con la chance de ponerse en ventaja con una definición de Gabriel Tellas que se fue muy cerca del palo derecho. El Mirasol sufría y sufría... Hasta que, en el momento menos esperado, logró abrir el marcador en un tiro de esquina: tras un centro preciso de Diego García desde la derecha, Brian Machuca apareció solo en el punto penal y sacó un testarazo formidable para marcar el 1-0.

En el complemento, dos situaciones volcaron el trámite del partido a favor del local: la roja directa a Rafael Barrios (por un planchazo a Pablo Bueno) y el ingreso de Ezequiel Melillo. Justamente, el mediocampista marcó el segundo para los de Isidro Casanova, con un buen cabezazo en el área.

Desde allí, el Mirasol manejó las riendas del encuentro y hasta podría haber convertido algún que otro gol más. Almirante terminó ganando con holgura, demostrando que está para pelear arriba. De hecho, aunque con un partido más, alcanzó a Atlanta y Estudiantes en lo más alto de las posiciones.

Comentarios