La Copa Argentina acostumbra a exponer grandes hazañas o historias inolvidables. Para ello mucho tiene que ver el método de disputa: al ser en territorio neutral y jugarse a partido único, crecen las esperanzas de los más débiles. También es cierto que el contexto que le dan los participantes influye: los grandes o los equipos de Primera utilizan el torneo más federal del país como un comodín para ingresar a la Libertadores si no logran clasificar de la forma tradicional; los conjuntos del ascenso lo aprovechan para codearse con los más poderosos e instalarse en la marquesina del fútbol. Y un claro ejemplo es Almagro, el equipo sensación de este 2019, ya que eliminó a Boca pero no se conformó: esta tarde -en Rosario- dejó en el camino a Talleres, por lo que ahora el fixture determina que será el rival de River. ¿Meterá otro batacazo?

El Tricolor recibió un guiño del destino. Venía cumpliendo un gran papel y tuvo la fortuna (esta vez no fue desgracia) de toparse con el Xeneize, partido que fue televisado por distintas señales de Europa porque significó el debut de Daniele De Rossi. Su nombre apareció en varios países del Viejo Continente al destruir las ilusiones del equipo comandado por Gustavo Alfaro, pero entendió que esa gesta no podía ser el "cometido final" sino el puntapié inicial para seguir deslumbrando. Por eso viajó hoy al Marcelo Bielsa con la intención de revalidar su buen presente en este torneo y lo cumplió al imponerse por la mínima diferencia ante la T. 

El gol llegó a los 43 minutos de la etapa inicial a través de Facundo Suárez, que sacó un remate de afuera del área para superar la resistencia de Guido Herrera. A partir de ahí adoptó el instinto de conservación y cuidó el cero en su valla para lograr el pasaje a la próxima instancia. Y si bien en la Primera Nacional no sabe lo que es ganar, en la Copa Argentina no entiende de imposibles: ahora va por el Millonario... 

Almagro celebra el gol que abrió el marcador ante Talleres. (Fotobaires)
 

Ver más productos

Santa Lucía de Siracusa, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Lucía de Siracusa

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos

Comentarios