Dentro de un flaco mercado de pases en el que, encima, Independiente ha perdido varias piezas importantes, la renovación de Alan Franco es una bocanada de aire fresco, además de un reaseguro ante una posible transferencia del defensor. 

Este marte, el jugador se reunió con Pablo Moyano, vicdepresidente del Rojo, y firmó su nuevo vínculo, que tendrá vigencia hasta 2022, con una cláusula de recisión que seguirá siendo de 15.000.000 de dólares.

Pero, además de todo esto, Franco se aseguró una mejora salarial en su contrato y la idea del club es retenerlo, al menos, una temporada más, aunque hay varios interesados que quedarse con los servicios del central.

Comentarios