A mediados de 2017, sentado ante un par de micrófonos, Gustavo Alfaro admitió que le quedaban tres o cuatro años más de carrera y que culminaría su vida futbolística de la misma forma en la que la transitó: en silencio y silbando bajito. Al momento de hacer pública esa sentencia no contempló que el destino es capaz de ofrecer un cambio brusco o una oportunidad irresistible como la que se le presentó. Sin ir más lejos, abandonó la tranquilidad de Huracán sin sentirse amedrentado por las críticas para instalarse en Boca, un club en el que las exigencias son permanentes y el margen de error es muy reducido. En este contexto, será presentado este miércoles a las 18, en el salón Juan de Dios Filiberto, en La Bombonera.

En un país tan exitista como el argentino, absolutamente todos los futboleros sabían que la final de la Copa Libertadores dejaría secuelas en el equipo vencido. Fue el Xeneize el conjunto que no pudo salir ileso de la batalla de Madrid y, en consecuencia, sufrió un fin de ciclo. Algunos jugadores quedaron en la mira, los dirigentes también fueron señalados con el dedo como responsables y el cuerpo técnico no renovó su contrato, decisión que nadie trató de revertir. Por eso, a partir de la salida de Guillermo Barros Schelotto la CD se vio obligada en renovar los aires, imponiéndose Lechuga en una pelea que también alistaba a José Pekerman, Miguel Ángel Russo y Antonio Mohamed, entre otros. Lógicamente que la mirada del flamante director deportivo (Nicolás Burdisso) fue influyente para la elección final, que genera expectativa en La Boca y odio en Parque Patricios, donde aún no pueden tolerar la "traición" de su ex entrenador.

A pesar de terminar el 2018 de la manera menos deseada, las expectativas son muy altas en 2019. La obtención de la Libertadores se volvió un objetivo impostergable, aunque también desean mejorar la performance en la Superliga y cumplir un buen papel tanto en la Copa Argentina como en la nueva Copa de la Liga.

A la hora de hacer un repaso de su cuerpo técnico, es necesario apuntar que Alfaro estará acompañado por un grupo de gente conocida. Sus ayudantes serán Carlos González (tal como lo viene haciendo desde 1992 cuando se lanzaron juntos en Rafaela) y Claudio Cristofanelli; el preparador físico será Sergio Chiarelli, otro que lo acompaña desde su paso por la Crema; y Alejandro Manograsso aparece como analista de videos, tarea que ya realizó en Tigre, Al-Ahli de Arabia Saudita, Central, Arsenal y San Lorenzo.

Está todo listo para que comience la era Alfaro en Boca. El flamante entrenador arribó esta mañana a Buenos Aires tras tomarse unos días de vacaciones en Miami y empezará a delinear la versión 2019 del xeneize

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos