Si bien en la tanda de penales se lucieron Tomás Figueroa al atajar uno y Nicolás Lugli al anotar el quinto y definitivo, para que esto haya pasado hubo dos jugadores importantes en el ascenso de Ituzaingó a la Primera B. Ellos son Rodrigo Soria y Alcides Miranda Moreira. No sólo porque anotaron los dos goles en el encuentro revancha que decretó llegar a la definición desde los doce pasos, sino porque a lo largo de la temporada resultaron clave.

Alcides Miranda Moreira y Rodrigo Soria formaron una dupla temible (Fernando Pérez Ré).

"Lograr el ascenso en Ituzaingó y quedar en la historia del club es lo máximo. Este trabajo hicimos todo junto. Jugadores, cuerpo técnico, dirigentes, gente que trabaja en el club. La verdad que es merecido por cómo laburamos, por cómo empezó el grupo. Se armó un grupo de buenas personas y eso ayudó muchísimo. La verdad es que de mi parte estoy feliz. Me queda poco por jugar y lograr un ascenso es lo que más deseaba. Se me dio y estoy muy feliz", comenzó diciendo un Miranda Moreira que terminó como el máximo artillero de la temporada para el León.

A su tiempo, el Churro destacó que "estoy feliz por lo que hemos logrado. Creo que este grupo se lo merecía. Trabajamos todo un año de altas y bajas. Un año complicado, pero por suerte se nos dio lo que queríamos que era el tan ansiado ascenso. Ahora a festejar. Le quiero dar las gracias a mis compañeros. Con Montiel estuvimos tres años seguidos en la puerta del ascenso y ahora se nos pudo dar. Es una alegría inmensa".

Siguiendo el relato, Soria dejó en claro que nunca pensó que, a pesar del 0-2 en la ida, se le iba a escapar el ascenso. "Desde que perdimos el campeonato por un gol, nos propusimos que no teníamos que bajar los brazos, que teníamos un buen equipo, uno de los mejores del campeonato. Después en el primer partido de la final se nos vino todo cuesta arriba, pero siempre pensando en positivo y sabiendo que de local lo podíamos dar vuelta y así sucedió", comentó.

Por último, Miranda Moreira sentenció: "En ningún momento se me pasó por la cabeza de que íbamos a perder esta final porque el primer partido que jugamos en la cancha de ellos el resultado fue mentiroso porque nosotros no lo merecíamos. Ellos encontraron dos goles de la nada. Nosotros lo buscamos en todo momento. Ellos no hicieron nada para ganarlo. No me acuerdo si Tomy (Figueroa) tuvo algún mano a mano. Después de ese partido estaba muy tranquilo y en ningún momento se me pasó por la cabeza que íbamos a perder la final de vuelta y no íbamos a ascender. Más todavía que íbamos a jugar de local, con nuestra gente. Este ascenso es muy merecido".

Por Mariano Atanasoff

Comentarios