Este viernes Hugo Lloris fue arrestado por haber dado "positivo" en un control de alcoholemia en Gloucester Place, Londres.

El arquero que se consagró campeón del mundo en el Mundial de Rusia fue detenido por siete horas en una comisaría local.  El capitán de Tottenham fue liberado bajo fianza y deberá comparecer ante la Corte de los Magistrados de Westminster, el próximo 11 de septiembre. 

Este arresto se dio precisamente en la previa al trascendental duelo que los Spurs tendrán ante Manchester United, este lunes, correspondiente a la tercera fecha de la Premier League. Se presume que Lloris no tendrá problema alguno en participar de semejante encuentro.

Comentarios