Nicolás Reniero volvió a San Lorenzo (jugaba en Almagro) cuando Diego Aguirre estaba en el banco del conjunto azulgrana, y ahora, bajo el mando de Claudio Biaggio, el delantero va ganando poco a poco un lugar en el primer equipo.

En declaraciones a TyC Sports, el atacante habló sobre el Pampa y la relación que tiene con él. "No le entra una bala. Tiene una gran autoestima y con trabajo pudimos lograr lo que hicimos ayer. Es un gran tipo. Siempre me habla, tenerlo como entrenador y que me enseñe tanto es muy bueno", declaró.

En varias presentaciones, el DT optó por la chance de que comparta el ataque con Nicolás Blandi, sobre quien dijo: "Nos complementamos bien los dos, yo juego más de enganche y él en el área". Por último, recordó su paso por la B Nacional cuando jugaba en Almagro.

"El ascenso te enriquece muchísimo. En el roce, en el juego. Te hacés hombre, te cagan a patadas, es mas táctico. Pero son distintas categorías. Es un poco de todo lo que soy hoy. Tengo un tajo en la cabeza que me hice contra Dálmine y no cobraron nada, ni tarjeta sacaron", cerró.

Comentarios