Históricamente Estudiantes se caracterizó por tener una identidad. Creó una escuela que enseñó una idea y año tras año intenta revalidarla con el afán de conseguir los objetivos. Pero existen momentos en los que no importan demasiado las formas y prevalecen las necesidades, tal como le ocurrió en Santiago del Estero. Es que los resultados no acompañaban en la Superliga y debía visitar al rival que recientemente lo había eliminado de la Copa Argentina, pero después de tanta desazón llegó el desahogo: el conjunto de La Plata se impuso 1-0 a Central Córdoba en un duelo muy cerrado y le dio cierto respiro a Gabriel Milito, cuya continuidad estaba supeditada al resultado adquirido en el Alfredo Terrera.

La tabla de los promedios es la mayor preocupación. Y como suele ocurrir en estos casos, el temor se impone en la escena. No es para menos: cada derrota incrementa el porcentaje de probabilidades de perder el cupo en la máxima categoría, por lo que los involucrados en esa extenuante lucha intentan de sumar "como sea". En ese contexto, ofrecieron un desarrollo poco atractivo en el que fue el visitante el que festejó. Esto se debió a que a los 22 minutos del segundo tiempo Facundo Sánchez apareció por el segundo palo para superar la resistencia de Diego Rodríguez y marcar el 1-0.

En desventaja e inferioridad numérica (antes del gol había sido expulsado Nicolás Correa), el Ferroviario no tuvo herramientas para lastimar al Pincha y forzar al menos el reparto de unidades, por lo que se retiró con las manos vacías. 

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a san Martin de Tours

La iglesia recuerda hoy a san Martin de Tours

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos

Comentarios