Habría que ver a quién o quiénes les conviene que Fernando Gago abandone la práctica del fútbol... No queda otra especulación para hacer, ya que el entorno del jugador confió en las últimas horas que el volante comenzará con los trabajos de rehabilitación del desgarro que sufrió, y que no pasó por su cabeza la idea de abandonar.

Es verdad que las declaraciones de Daniel Angelici provocaron que sonaran las alarmas, porque daba a entender que tenía que convencer al jugador para que continuara con su carrera, que no la dejara. Lo mismo pasó con lo que dijo Guillermo Barros Schelotto, que le preocupaba la situación "humana" de Gago.

"Me preocupa lo humano; fui compañero y ahora soy el entrenador. Sé lo que da para tratar de mejorar y la evolución es lenta y cada vez se va dilatando más su regreso, que es lo que todos deseamos", decía Guillermo minutos antes de partir hacia Denver, donde el xeneize jugará un partido amistoso.

Es obvio y claro que Gago no debe estar pasando su mejor momento anímico... Al esfuerzo por recuperarse, se le sumó este desgarro ya sobre el final de la recuperación total. Pero evidentemente, en algún sector de Boca hay desconfianza. No saben si lo de Fernando es puramente una casualidad, o si son como cadenas de situaciones que se van enlazando. La rodilla está bien, ese no es el problema. El problema es el desgarro.

Comentarios