El hat-trick que le convirtió a Los Andes en la última fecha del torneo retumbó fuerte en cada rincón del Nuevo Francisco Urbano. Damián Akerman, el máximo goleador en la historia de Morón con 158 conquistas, demostró su vigencia a los 39 años en aquella jornada para el recuerdo. Y para no dejar dudas en cuanto a su deseo de cara al futuro, frente a los micrófonos fue tan certero como dentro del área: "No depende de mí. Yo me quiero quedar a vivir en este club, lo quiero mucho y la gente me quiere muchísimo, pero creo que los dirigentes son los que están para tomar ese tipo de decisiones. A mí me encantaría seguir obviamente".

¿Qué hará la dirigencia del club? Tras concretar el pasado lunes el arribo de Arnaldo Sialle a la conducción técnica del plantel, en los próximos días se le ofrecerá al artillero la renovación de su vínculo. Claro que Akerman pretende jugar más minutos que en las dos últimas temporadas y es por eso que también será clave una charla con el flamante entrenador para saber si está en sus planes.

Si todo llega a buen puerto, sin dudas será una gran noticia para los hinchas, que jamás dudaron de la capacidad goleadora del ídolo, más allá de las decisiones que tomaron los técnicos de turno.

El mensaje del DT

"Las expectativas son las mejores. Trataremos de ser un equipo competitivo y protagonista. Queremos que la gente se vea identificada con el equipo. La idea va a ser la que hemos tenido siempre, la de tratar de que el equiposalga a buscar los partidos lejos de nuestro arco. Esperemos poder hacerlo acá", comentó Sialle, quien desembarcó en el Gallo tras un corto ciclo en Mitre de Santiago del Estero (dejó su cargo de mánager para reemplazar a Alfredo Grelak en la recta final del certamen).

Vuelta al trabajo

Los jugadores de Morón se encuentran actualmente licencias y recién arrancarán los entrenamientos el 3 de junio, aunque unos días antes se someterán a distintos estudios médicos.

Comentarios