Bernabé Ferreyra es uno de los delanteros más destacados de la historia del fútbol argentino. No sólo la rompió en River, sino que también lo hizo en Tigre, club con el que tuvo su debut en el profesionalismo. Y un día como hoy, pero de 1931, la Fiera marcó cuatro goles en el triunfo contra Quilmes, en lo que fue su primera vez en esa "era" con la entidad de Victoria.

¿Cómo llegó al Matador? En 1929, el encargado del fútbol de la institución, Alberto Monge, lo trajo al club de Victoria y ya no se fue más. El presidente Victorio Micheli le ofreció 200 pesos por mes disfrazados de viáticos, puesto que en ese entonces todavía el fútbol no era pago. Debutó en la tercera fecha, un 25 de agosto (el campeonato comenzó a mediados de año) frente a Banfield. Tigre ganó 3 a 1 con dos goles suyos, el primero anotado al minuto de juego.

En noviembre de 1930 fue solicitado por Vélez junto con Francisco Varallo para integrarse a una gira de cinco meses que abarcó Valparaíso, Santiago de Chile, Lima, La Habana, México DF y Nueva York. De los 75 goles marcados en la gira, Bernabé hizo 38 y Varallo 13. Cuando regresaron, en mayo de 1931, ya era profesional. Tigre fue uno de los 18 clubes que ingresaron en la era rentada.

El 30 de agosto jugó su primer partido de ese año ante Quilmes y marcó los cuatro goles con que el Matador se impuso por  4 a 1.

Pero acaso su actuación más recordada en esa temporada fue en la fecha 18ª. Los de Victoria perdían por 0-2 ante San Lorenzo, a 16 minutos del final. Sin embargo, en tan solo siete minutos, señaló tres goles que dieron vuelta el resultado.

Comentarios