La escudería Toro Rosso está pensando en contratar los servicios de Mick Schumacher, el hijo del mítico corredor alemán siete veces campeón del mundo.

Mick está muy cerca de conseguir la superlicencia que le permitirá correr en la categoría donde su padre se convirtió en leyenda. Sin embargo, el joven Schumacher planea probar su destreza en la Fórmula 2 antes de incursionar en la 1.  

Actualmente, Mick tiene 20 puntos de los 40 que se necesitan para obtener la superlicencia y así correr en Fórmula 1, aunque en caso de ganar el campeonato que corre actualmente, donde está segundo en la tabla, conseguiría los restantes.